Terapia de Desbloqueo Integral

Socorro y Javier, en el Centro de Integración Psicológica “ATMAN”, en nuestra constante búsqueda de ser más útiles para con nuestros familiares, amigos y clientes, estamos adicionando a nuestros servicios el
Método de Veturián Arana de Terapia de Desbloqueo Integral, para lo cual nos certificamos como Terapeutas SAAMA1.0.

Estamos a su disposición ofreciendo con mucho Amor esta terapia revolucionaria y muy efectiva. Y al igual que el creador de esta terapia “nos sentimos bendecidos al poder practicar este nuevo método de desbloqueo integral tan asombroso”, que nos permite el facilitar que los demás sanen y al mismo tiempo sanemos nosotros mismos.

SAAMA en Maya significa “Amanecer”, Una nueva oportunidad de ver el mundo de manera diferente.

“La capacidad de percibir o de pensar de manera diferente es mas importante que el conocimiento adquirido”. David Bohn. (Físico 1917-1992)

“Como funciona SAAMA”.
Cuando la persona expresa sus síntomas al Terapeuta SAAMA o saamador/saamadora (como nos gusta llamarnos a nosotros mismos), el terapeuta no ve “enfermedades”, sólo ve vibraciones. En este caso son
vibraciones discordantes (enfermedad).

Utilizando el Poder de la Intención, nos conectamos con nuestro Yo Superior, que se conecta con el Yo Superior del consultante. Sabemos que estamos conectados porque recibimos una “señal” a través de una respuesta muscular activa (debilidad o fortalecimiento de un músculo previamente programado en nosotros). También conocida como Kinesiología, fue un descubrimiento del Dr. Goodheart en los años sesenta del siglo pasado.

Una vez que hemos recibido esa señal, nosotros le preguntamos a nuestro Yo Superior (con la Mente, en silencio, sólo con el pensamiento) cómo debemos resolver el problema y preguntamos sobre las distintas opciones
que aparecen en el Protocolo SAAMA.

Es el Yo Superior del consultante quien nos señala qué apartado
debemos trabajar, ya sea una bacteria, una vitamina, una emoción,
un trauma, un símbolo, etc.

Ahora, utilizando los dos hemisferios (lógica y creatividad), junto con el poder energético de mi corazón (el corazón es 5.000 veces más potente que el cerebro en su radiación energética), voy a enviar con mi intención una vibración correctora a mi consultante que afectará sus distintos cuerpos (físico, mental, emocional, psíquico, psicológico, espiritual), y que modificará la expresión de los síntomas. De alguna manera es como afinar un instrumento.

Esa vibración no se mueve a una velocidad determinada, 
ni rápida ni muy rápidamente. Se expresa instantáneamente. Porque es cuántica. No hay velocidad porque no hay Tiempo ni Espacio. La Intención se mueve a una velocidad no sólo superior a la luz (imposible en el mundo mecanicista), si no de manera instantánea (la “velocidad” normal del hemisferio derecho).
Suena complicado y parece algo irreal, pero funciona.

Todos los alumnos en la Formación SAAMA, sin importar la edad o los conocimientos previos sobre energía o medicina que puedan tener, aprenden a hacerlo desde el primer día.

Eso es vivir cuánticamente. Eso es utilizar el pensamiento cuántico. Darnos cuenta de que vivimos a caballo entre dos mundos distintos y que por eso tenemos dos hemisferios de posibilidades ilimitadas.

¡La mente no conoce límites! Y así es como trabajamos con SAAMA:
sin límites. Pero con conciencia, entendiendo que la observación
del mundo será la que determine todo aquello que construirá
nuestro futuro.

Imagina que poniendo atención, teniendo conciencia de la manera en que observas el mundo, estás eligiendo los ladrillos con los que se construirá tu casa en el futuro, (tu salud, tus relaciones personales, tu trabajo, tu creatividad, tu abundancia, etc). Y esa mirada hacia tu entorno está “controlada” por ciertos programas con sus “creencias” por las que estamos dispuestos a todo.

Si algo en mi vida no me hace feliz, rastreo como un sabueso su esencia
hasta encontrar la creencia que he heredado, que me han impuesto, que he absorbido sin darme cuenta y la borro. ¿Cómo? Con SAAMA.

Con SAAMA también trabajamos los síntomas, pero acto seguido nos
vamos a las emociones y también al sistema de Creencias (programas, formas de pensar, etc.). Así el cambio es permanente.

La función de SAAMA es borrar, limpiar, desbloquear, trascender, soltar aquellas vibraciones que te impiden llegar a ese poder interno que tienes en lo más profundo de tu corazón, y que te permitirá ver el mundo que tú quieres ver. Porque tú construyes el mundo en el que vives y porque sin ser observador nada existe.

 

Por: Javier Gutiérrez y Socorro Aguilar
Terapeutas en SAAMA
ATMAN Centro de Integración Psicológica
Xalapa # 13, Fracc. Neidhart
971-0854
(664) 123-6403

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *