La Logoterapia es la Tercera Escuela Vienesa de la Psicoterapia.
Creada por el Dr. Viktor Frankl, propone que la voluntad de sentido es la
motivación primaria del ser humano, es decir, que voluntariamente se le dé sentido a la vida, así como es, como la tengo, como soy y como deseo.

Esta propuesta ha dado un vuelco en la interioridad de la persona
que decide llevarla al cabo como estilo de vida. Se desancla de un
pasado que si bien siendo bueno, malo o regular, ya pasó, y nos
deja sólo lo que decidimos tomar de él, lo realmente positivo y
motivante para vivir el hoy, libre en el camino que se ha decidido
recorrer, sin responsabilizar a absolutamente nadie, tomando la
vida actual como una decisión totalmente propia.

Aprendemos además con la Logoterapia a sacar lo bueno de lo malo.
Generalmente se tiene la idea de que algo trágico no pudiera tener
algo positivo intrínseco, y que pudiera motivarnos no sólo a mejorar la propia existencia, sino a dejar ese cómodo lugar de sentirnos víctimas de la vida por lo menos.

Hacer de la Logoterapia nuestro camino y nuestro sentido, nos impulsa a darle respuestas a nuestra propia conducta, pero también a aquélla que no podemos controlar, puesto que no es propia pero que existiendo tendrá que tener un “para qué”. Que al responderlo con la propia voluntad le daremos el sentido, dejando atrás la pregunta más formulada y menos resuelta satisfactoriamente: ¿por qué?, ese cuestionamiento que puede tener un sin fin de fundamentos pero que en efecto no hace la diferencia.

El “para qué”, va más allá de la razón: es lo que saco positivo del suceso, pero que voluntariamente será de provecho conforme se conteste para qué sucedió, o se sintió o se dejó de realizar.

Puedo afirmar que por lo menos se le exprimirá uno de los mejores
provechos al ¿para qué?, Como que es el aprendizaje, la consciencia de
lo acontecido, ya sea para volver a realizarse o dejar de tomarlo como
opción…

En las logoterapias se va obteniendo el conocimiento del propio ser al realizar una y varias introspecciones y catarsis, las necesarias.

Se va adquiriendo la destreza para encontrar las herramientas personales
que sin duda serán de básica utilidad para cada día de nuestra existencia, para vivirla libre de miedos, ansiedades, depresiones, ira, baja  autoestima… con la congruencia anhelada que en términos logoterapéuticos llamamos en ¡El Orden del Amor! Esa hermosa armonía
que nos genera paz y estabilidad, permitiendo ver con claridad lo que
somos, sentimos, deseamos y el camino a recorrer o, por lo menos el que
definitivamente no tomaremos.

La logoterapia se centra en el  Aquí y el Ahora, en lo que somos Hoy, sanando el pasado y trabajando por lo que deseamos en el futuro, sin llegar a futurizar de tal forma que nos genere inquietud, ansiedad o
ataques de pánico.

Si vivimos el Hoy con plenitud no tendremos depresiones ni ansiedades,
simplemente no hay tiempo, no hay espacio para generarlas en nuestro
interior ya procesado y en la conciencia de que somos lo que decidimos Ser, Sentimos lo que decidimos Sentir y Realizamos lo que decidimos realizar, sin duda de que es lo beneficioso para nosotros, y que al decidir es nuestra mejor opción de nuestro Presente.

Vivir libres aun de nosotros mismos permite no engancharnos con las
conductas de otros seres humanos, y no sólo eso, sino vivir con la compasión para con el prójimo, viviendo con un corazón mucho más agradecido y proactivo, sin egoísmo.

Hoy la Logoterapia es una corriente psicoterapéutica que de llevarse
a cabo no sólo sanamos, sino que transformamos lo transformable de
nuestro ser y vivimos auténticamente plenos.

 

Por: Lic. Rebeca Kornhauser
Universidad Iberoamericana Plantel León.
  beko100@hotmail.com
El Poder del Aquí y el Ahora
(664) 125.3229